Viernes, 24 Abril 2020 08:46

Como mitigar la sensación de Piernas Cansadas cuando viajamos.

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)
La sensación de tener las piernas cansadas, hinchadas o doloridas es muy común cuando viajamos. Sobre todo, si para llegar a nuestro destino hemos pasado más de dos horas sentados. La hinchazón de las piernas y los pies es muy frecuente, por lo general, inofensiva. La inactividad durante el viaje es la causa más común.
Al sentarnos y generar una presión en los glúteos y parte posterior de los muslos, aumenta la presión en las venas. El mantenimiento de la postura de los pies en el suelo con esta presión en períodos prolongados hace que el retorno de la sangre se vuelva más lento y permanezca en las venas más tiempo, causa que contribuye a que se hinchen los pies, ya que el líquido se separa de la sangre y se traslada hacia los tejidos blandos circundantes generando lo que conocemos como edema. La inflamación de las piernas no es un problema grave si solo dura poco tiempo. Pero si la hinchazón es excesiva y continúa durante varias horas después de retomar la actividad, puede deberse a una afección más grave, como un coágulo sanguíneo (trombosis venosa profunda), especialmente si se presenta solo en una pierna y con dolor. Si tiene estos signos y síntomas, se necesitará supervisión médica. Si tiene riesgo de que se formen coágulos sanguíneos, porque se ha sometido a una cirugía recientemente, consulte a su médico antes de viajar. El médico puede recomendarle que use calcetines de compresión durante el viaje. En algunos casos, puede indicarle que tomes un anticoagulante antes de partir. Para restaurar el bienestar de las piernas es importante ponerse en manos expertas, que ayuden a identificar el problema y saber cómo abordarlo. Por lo general las técnicas de Drenaje linfático Manual (DLM) o masaje son lo mejor para tratar este tipo de dolencias. Su aplicación suave, indolora y muy relajante tendrá un efecto calmante muy positivo. La misión principal del drenaje linfático es ayudar a drenar la linfa que se ha quedado estancada. La linfa es un líquido casi transparente que se encarga de transportar entre las células y los tejidos de nuestro cuerpo, tanto nutrientes como sustancias de desecho. El sistema linfático forma parte del sistema circulatorio. Su buen funcionamiento es vital para las defensas de nuestro organismo, es decir, para activar el sistema inmunitario. Para Global Wellness esta técnica es uno de los mejores métodos de acción relajante y antiestrés que conocemos. Los suaves movimientos manuales que realiza el terapeuta sobre nuestras piernas, en la dirección y con la presión adecuada, sin causar dolor en ningún momento, revierten en una placentera sensación de bienestar y relax. Os dejamos algunos tips para mejorar todos estos síntomas y aliviar la inflamación de los pies mientras viajas: - Usa prendas holgadas. Evite utilizar prendas ajustadas, como calcetines y pantalones estrechos. Opte por los tejidos transpirables, de hilo o algodón. - Use calzado cómodo sin hormas muy estrechas o grandes tacones. - Cambie de posición en el asiento las veces que puedas y evita cruzar las piernas. - Mientras este sentado, flexione y extienda los tobillos. Esta acción de bombeo favorecerá la movilidad y el transporte de sangre. - Póngase de pie, realice pequeños paseos dentro del avión, autobús o realice paradas cada dos horas si va en coche. - Tome abundante líquido para mantener una buena hidratación. - Evite el consumo de alcohol mientras viaje en avión. Los efectos del alcohol cuando se vuela a 10.000 metros de altura es diferente al consumo en tierra firme. La presión en la cabina durante el vuelo es más baja, lo que provoca una disminución en la capacidad del cuerpo de absorber el oxígeno. Este fenómeno, conocido como hipoxia, causa que el alcohol tenga efectos más rápidos sobre el cerebro. El cuerpo tiene menos agua y oxígeno en su sangre, por el ambiente más seco de la cabina, por lo que la concentración de alcohol es mayor y se siente más nítidamente, aumentando la sensación de fatiga, cansancio. - Realice una caminata de varios minutos al llegar a su destino. - Evite las comidas copiosas, ingiera abundante fruta y vegetales crudos. - Las duchas de contraste, frío-calor, también tienen efectos muy positivos sobre la circulación de la sangre y la linfa, ya que fuerzan a las venas a contraerse y expandirse, lo que provoca una gimnasia vascular que supone la dilatación y contracción alterna de arterias y venas. Andar en el agua fría de un río o la orilla del mar, con el masaje de las olas, también ayudará. - Túmbese y ponga las piernas en alto. Al hacer esto favorecemos la circulación de las extremidades. - Realice un masaje de distal a proximal, con un gel o crema de acción fría, su efecto antiinflamatorio además de analgésico disminuye el dolor, la hinchazón y los calambres musculares.
Visto 1343 veces Modificado por última vez en Martes, 12 Mayo 2020 10:51
Inicia sesión para enviar comentarios